La inflación costarricense cerró 2010 en 5,82%, una cifra que según los periódicos costarricenses está dentro del pronóstico que había hecho el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

Los resultados demuestran un mayor ritmo en el incremento de precios de los bienes y servicios medidos con respecto al 2009, cuando el IPC fue de 4,05%. Sin embargo, el dato final de 2010 está en el rango del programa macroeconómico de la entidad emisora en el que la meta de inflación era entre 4% y 6% .

El primer semestre de 2010 fue cuando se presentó el mayor incremento, con un 3,41% entre enero y junio, cifra 2,2 puntos porcentuales más alta en comparación con el mismo periodo del 2009, destaca el portal elfinancierocr.com