Costa Rica. El Gobierno de Costa Rica recaudó US$10.9 millones por un impuesto que cobra a las casas consideradas de lujo con el fin de destinar recursos a proyectos sociales, informó ayer una fuente oficial.

El ministerio de Hacienda indicó en un comunicado que la recaudación de 2014 por este impuesto, que grava de un 0,25% a un 0,50% del costo del inmueble, es un 41% mayor que los US$7.7 millones registrados en el año 2013.
"Además del trabajo de control realizado, este año mejoramos el servicio", explicó en el boletín el director general de Tributación Directa del Ministerio de Hacienda, Carlos Vargas.

El impuesto se aplica a las residencias cuyo valor supera los US$240,000 y el plazo para pagarlo venció el pasado miércoles, por lo que los morosos deberán pagar además una multa cercana a los US$400.

Según los datos del Ministerio de Hacienda, en 2014 han pagado el impuesto 3,785 contribuyentes.

El dinero que se recauda por este tributo, que se empezó a aplicar en 2010, se destina a proyectos de bien social como la construcción de viviendas para gente de escasos recursos.