Pese a que el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe considera que en 2011 no se esperan grandes cambios en la economía, considera que el PIB (producto interno bruto) va a registrar un crecimiento apenas de 3,5%; para este año se mantiene en una proyección de 4,5%.

Durante la presentación del tercer informe de inflación, Uribe anticipó que para finales de este año el IPC (índice de precios al consumidor) estará por debajo del 3%. Estaría entre 2,6% y 2,7%, dijo el gerente del banco central.

Uribe explicó que la caída en los precios se debe a factores como la apreciación del peso (revaluación), el exceso de capacidad productiva y sobre todo al cierre de las exportaciones a Venezuela, porque ha permitido abaratar los alimentos.

Para el próximo año el banco considera que la inflación podría estar en una cifra cercana al 2%; es decir se mantendrá en el rango de largo plazo de 2%-4%.

Los analistas consideran que en materia de crecimiento económico, si se cumplen los pronósticos del banco central y del Gobierno, el país seguirá mostrando un resultado pobre frente a los demás países de la región, que esperan comportamientos muy superiores a los de Colombia.