Buenos Aires. La presidenta argentina, Cristina Fernández, prorrogó por decreto el presupuesto 2010 para el año próximo y asignó reservas del Banco Central por US$7.504 millones para el pago de deuda a acreedores privados en el 2011, informó este miércoles el Boletín Oficial.

La extensión por decreto obedeció a que el presupuesto de 2011 realizado por el gobierno no fue aprobado en el Congreso, dado que la oposición se negó a avalar el proyecto oficial argumentando que sus previsiones sobre inflación, crecimiento económico y recaudación impositiva eran poco creíbles.

"La prórroga del presupuesto anterior vigente es una solución técnica y jurídica que salvaguarda la actividad del Estado hasta tanto se sancione una nueva ley", dice el decreto en los considerandos.

El Gobierno de Fernández perdió el control de la Cámara Baja el año pasado en las elecciones de mitad de mandato.

En la actualidad, las reservas internacionales de Argentina se ubican en un nivel récord de US$52.429 millones, según cifras preliminares del Banco Central.