Durante la inauguración de una planta biotécnica en Escobar, la presidenta de Argentina Cristina Fernández volvió a destacar el rumbo de la economía. En su segundo acto público tras el fallecimiento de Néstor Kirchner, exhortó a los empresarios a "articular" políticas para conquistar nuevos mercados porque el interno quedó "chico" y otra vez recordó la memoria de su esposo.

"La industria vuela en el país; la economía está creciendo; las reservas siguen en récord con US$52.200 millones; el crecimiento de la industria está por arriba del de la economía con crecimiento de los puesto de trabajo", dijo al comienzo del discurso.

La jefa del Estado, dijo que se siente "orgullosa de poder contribuir desde el lugar" en el que la gente la puso "con el voto "para construir un país más industrializado".

En un claro mensaje a los privados, particularmente a los industriales, afirmó: "El gran desafío es articular (acciones) entre el Estado y el empresariado para que las políticas activas sean aprovechadas por los empresarios para salir a conquistar mercados. Necesitamos mercado interno, pero también imperiosamente salir a conquistar mercados externos". "Somos 40 millones y necesitamos una escala global y por eso vamos", completó.

Sin nombrarlo, la mandataria volvió a referirse al ex presidente como la persona que "soñó que este modelo era posible" y aseguró que con este acto "estamos rindiendo homenaje a quien creyó que este es el modelo para llevar la felicidad a todos los argentinos".

Además, la Presidente reveló que en esa fábrica de Bagó se producirá una vacuna para la malaria ganadera que permitirá tener 4 millones de terneros más por año y la vacuna contra la Gripe A. "Ponemos en marcha hoy un sueño que nació en medio de la pesadilla que significó la crisis mundial del 2009. Hoy estamos dando el puntapié definitivo para producir en esta planta la vacuna contra la Gripe A, lo que nos convierte en uno de los diez países que la elaborará", sostuvo desde un atril ubicado en la planta de la localidad de Garín.

Cristina destacó también que la producción de la vacuna contra la Gripe A en Argentina permitirá a la industria nacional farmacéutica "seguir escalando posiciones".