Brasilia. Brasil registró un déficit en su cuenta corriente mayor a lo esperado en septiembre, debido a que la fortaleza del real estimuló a las compañías a importar más bienes desde el extranjero y a los brasileños a gastar más en el exterior, según cifras oficiales divulgadas este lunes.

El déficit en la cuenta corriente se amplió a US$3.900 millones el mes pasado, frente a un saldo negativo de US$2.450 millones en septiembre del 2009.

Se esperaba que el país anotara un déficit de US$3.700 millones, según la mediana de las previsiones de 11 analistas consultados por Reuters, cuyas estimaciones oscilaron entre un saldo negativo de US$2.900 y de US$4.100 millones.

La mayor economía de Latinoamérica ha estado luchando por contener la rápida apreciación de la moneda local, el real.

La moneda se ha valorizado casi un 6% desde fines de junio.

En los 12 meses hasta septiembre, el déficit de la cuenta corriente de Brasil fue equivalente a un 2,4% del Producto Interno Bruto (PIB), frente a un 2,32% del PIB en los 12 meses hasta agosto.

Brasil atrajo US$5.390 millones en inversión extranjera directa el mes pasado, agregó el Banco Central.

Para octubre, se proyecta un déficit de la cuenta corriente de US$3.800 millones , dijo Altamir Lopes, director de investigación económica del Banco Central.

En cuanto a la inversión extranjera directa, el banco prevé que llegue a US$5.000 millones este mes, agregó Lopes.