La industria de la construcción de Guatemala no termina de levantarse. Según un reporte de la Superintendencia de Bancos (SIB), la demanda de créditos para nueva vivienda experimenta una baja del 11,1%.

Según el portal SigloXXI.com,  desde que se inició la crisis económica mundial, la construcción ha sido fuertemente dañada. El regulador del sistema bancario reporta que los préstamos específicos para viviendas reflejan un derrumbe constante.

A septiembre del año pasado tuvieron una reducción del 15,3%, mientras que en el mismo lapso de 2010, la caída fue de 11,1%.

Datos del Instituto de Fomento de Hipotecas Aseguradas (FHA), que cubre el 50% de créditos otorgados para vivienda, reflejan un incremento del 8,8% en la cartera total asegurada. En los primeros 9 meses de 2009 representaban 5.141 millones de quetzales (US$627 millones), y al mismo período de este año son 5.592 millones de quetzales (US$682 millones)

Siguen deprimidos. El oficial de cumplimiento del FHA, Enrique Véliz, explicó a SigloXXI.com que desde que se inició la crisis ha habido una desaceleración, debido a la incertidumbre económica generada en las familias y por la inestabilidad laboral que aún persiste.

“La gente no quiere arriesgarse a contratar un crédito de largo plazo; por ello, se desaceleró la cartera de créditos”, lamenta.