Río de Janeiro. La tasa de desempleo en Brasil se situó en el 12,2% en el trimestre finalizado en enero pasado, lo que representó unos 12,7 millones de personas sin trabajo, informó este miércoles el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Según los datos presentados por la entidad estatal, el desempleo aumentó en comparación con el trimestre finalizado en diciembre, cuando fue del 11,8%, aunque bajó respecto al mismo período del año previo, que alcanzó 12,6%.

"Enero es un mes en que hay despidos de trabajadores, algo que no sucedió este año. Entonces, puede haber habido despidos y al mismo tiempo nuevas contrataciones", indicó el IBGE.

El total de población ocupada aumentó en 1,8 millones de personas en el lapso de referencia con relación a enero del año pasado, en que 986.000 correspondieron a trabajadores por cuenta propia.

A su vez, el número de trabajadores sin contrato formal creció en 500.000 personas en comparación con el mismo trimestre del año previo.

"Tenemos que especificar que este crecimiento (de la población ocupada) que ocurrió fue por el trabajo informal", resaltó el IBGE, al destacar que en el primer mes del año solamente se crearon 317.000 puestos de trabajo formales, sobre todo del servicio público.

En enero pasado, el total de trabajadores con contrato formal fue de 33,3 millones, un 1,7% menos que un año atrás, lo que representó una pérdida de 562.000 empleos formales.

De acuerdo con el IBGE, el ingreso real de los trabajadores brasileños fue en enero anterior de 2.169 reales (US$667), estable en comparación con igual mes de 2017.