México registra la tasa de desempleo más alta de la última época, al cual llegó al 6,5% tendencia que podría agudizarse el próximo año, tras las escazas medidad económicas para revitalizar el mercado.

“Hay muchas causas económicas que atentan con la estabilidad del empleo”, dijo el investigador del área de negocios del Tecnológico de Monterrey, Carlos Canfield, según informa Milenio.

Canfield indicó que en el primer semestre de 2010, el mercado laboral no presentó signos de recuperación y “se confirma que la recuperación de la economía no ha repercutido en el bienestar de la población.

En este sentido,  en los primeros seis meses de 2010, la tasa de desocupación promedio se mantuvo en un 5,3%, cifra superior al 5,1% registrado en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El académico destacó además, que cada vez hay más empleos informales, en trabajos no registrados ante el IMSS y empleos no asalariados, por lo que espera un comportamiento en empleos formales a la baja y de continuar con esa tendencia el panorama no será muy optimista.