Este miércoles se reunieron en Berlín, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández y la canciller germana Angela Merkel. Aunque en la cita se tratarían temas de caracter políticos,  fue inevitable no tocar aspectos económicos, como la deuda de la nación trasandina con el Club de París.

La deuda con  el organismo europeo que bordea los US$6.500 millones y de la cual Alemania es acreedora del 30% en el Club de París, es mirada con especial atención a fin de conocer el proceder de la admnistración kirchnerista.

En conversación con la prensa, Fernández aseguró que, "la vocación de Argentina es pagar todas sus deudas" y destacó que "esta es la única gestión que nunca tomó deuda y que sí esta pagando todas las deudas antes del 2003, sin acceder al mercado de capitales", según publica Clarín.

La mandataria argentina agregó que "es clara la postura de Argentina" en torno al rol de que debe cumplir el FMI en la cancelación de esta deuda con el club de Paris.

Ambas mandatarias también se comprometieron a impulsar una comisión mixta para equilibrar el saldo de la balanza comercial que en estos momentos es favorable a Alemania en intercambio bilateral.