El Salvador cumplió 10 años con el dólar circulando como moneda nacional, pero ante la galopante deuda externa se escuchan reclamos por la "desdolarización" de la economía.

Ilusionado con incorporar el país al proceso de integración económica mundial, preservar la estabilidad macroeconómica, evitar devaluaciones y bajar las tasas de interés, el gobierno de Francisco Flores (1999-2004) impuso el 1 de enero de 2001, la Ley de Integración Monetaria (LIM), que puso a circular el billete verde a la par del colón.

La LIM fijó el tipo de cambio en 8.75 colones por dólar y permitió además la contratación de obligaciones con euros, el yen y otras monedas fuertes.