El viceministro del Tesoro de Bolivia, Edwin Rojas, informó que la deuda interna, al 31 de diciembre de 2010, ascendió a US$4.403 millones; y la deuda externa a US$2.202 millones. Ambas suman US$6.605 millones.

Rojas explicó, según un reporte de ANF, que la deuda interna se incrementó, desde el año 2005 al presente, de unos Bs 23.700 millones (US$3.366 millones al tipo de cambio actual) a 31.000 millones (US$4.403 millones). En cambio, añadió la autoridad, la deuda externa boliviana disminuyó de Bs 32.418 millones (US$4.605 millones) a 15.500 millones (US$2.202 millones).

El viceministro prefiere analizar el caso de la deuda interna en términos relativos. Rojas explicó que en comparación con el Producto Interno Bruto (PIB) nacional, la deuda interna se redujo, desde el año 2005 hasta la gestión pasada, del 31 al 23%.

"Pero ese incremento en la deuda interna, en términos porcentuales, es menor a lo que ocurría antes. En realidad hubo un decremento de la deuda interna durante la gestión de gobierno del presidente Evo Morales", argumentó la autoridad. En el caso de la deuda externa, su participación en el PIB boliviano, el 2005, fue del 42%, y en la actualidad es del 11%.

"La deuda total (en) el 2005 era el 73% del PIB, (y) hoy por hoy es del 35%", indicó. La fuente explicó que las causas del incremento de la deuda interna radican en que en los primeros años se realizaron operaciones de financiamiento en el Tesoro General de la Nación.

Por una parte, señaló, consistieron en la utilización de una parte de este endeudamiento para pagar una deuda anterior, y por otro lado para el incremento de la inversión pública. Desde el 2006, el crecimiento de la inversión pública ha sido exponencial. De US$629 millones ejecutados en 2005, se pasó a US$1.439 millones el 2009.

Pensiones. Rojas resaltó que el incremento de la deuda interna, en el período 2000-2005, se debe a la reforma de pensiones. “El Tesoro contrataba deudas de manera obligatoria con las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) a fin de pagar las jubilaciones”, lo que no ocurrió desde el año 2006 hasta el presente, y si se lo hizo fue en el mercado.

Finalmente, el viceministro del Tesoro agregó que la deuda interna y externa es manejable, porque se cuenta con las mejores calificaciones de riesgo determinado por Fitch Ratings.