Sao Paulo. La presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff, decidió pedirle al actual ministro de Hacienda, Guido Mantega, que permanezca en su cargo a contar del día en que asuma el 1 de enero, reportó este jueves el diario local Folha de S.Paulo.

Rousseff fue a extenderle la invitación en la noche anterior, agregó el periódico, sin citar fuentes.

Además, la mandataria estaría analizando pedirle también al presidente del Banco Central, Henrique Meirelles, que se quede temporalmente, publicó el diario.

El anuncio del equipo económico de Rousseff podría salir la próxima semana, dijo Folha.

Rousseff también ha discutido con su mentor, el presidente Luiz Inacio Lula da Silva, otros posibles nombres para su gabinete, según el reporte.