Londres. El dólar se estabilizaba este miércoles luego de que un salto en los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense lo ayudaran a repuntar de sus caídas del día previo, al tiempo que las alzas en los precios de las materias primas impulsaban al dólar australiano.

Pero el avance del dólar era acotado por las débiles cifras en Estados Unidos de confianza del consumidor y de precios de casas del martes, que apuntaron a una frágil recuperación de la economía.

El índice dólar, que mide la evolución del billete verde frente a una cesta de principales divisas, se situaba en 80,278, con leves variaciones en la sesión y después de haberse sacudido de encima el mínimo de 79,596 marcado este martes.

Por su lado y en parte debido a la naturaleza errática del mercado, el franco suizo seguía rondando niveles récord frente al euro y el dólar, ya que los inversores buscaban refugio de los problemas de deuda de la zona euro, mientras que el dólar amenazaba con romper un rango de cotización frente al yen.

Sin embargo, el mercado se mantenía muy ilíquido y susceptible a variaciones exageradas tras una sesión de altibajos del martes, que estuvo marcada por los tradicionales bajos volúmenes de fin de año y una brusca caída del dólar.

Los movimientos se producían mientras los rendimientos de los bonos del Tesoro subían de manera generalizada, con el papel a 10 años que ganaba 16 puntos básicos para alcanzar casi el 3,50%, después de una pobre subasta de deuda a cinco años.

"Los mayores rendimientos estadounidenses están apoyando al dólar, aunque la poca actividad del mercado está haciendo posible las grandes fluctuaciones", dijo Niels Christensen, estratega de moneda de Nordea en Copenhague.

El euro subía un 0,1% a US$1,3128, tras un movimiento zigzagueante del martes que llegó a ubicarlo en US$1,3275, su nivel más fuerte desde el 17 de diciembre. Se mantenía en todo caso por sobre su nivel de soporte del promedio móvil de 200 días, ahora en US$1,3084.

Franco suizo y dólar australiano brillan

El euro tocaba los 1,2495 francos suizos, ligeramente por encima de un mínimo histórico de 1,2440 francos registrado hace una semana.

El franco también se mantenía no muy lejos de su récord contra el dólar. La divisa estadounidense se transaba en 0,9523 francos tras tocar un mínimo histórico de 0,9437 el martes.

"El franco está bien apoyado en sus fundamentos, aversión al riesgo y por gente que se está diversificando fuera del euro", comentó Christensen de Nordea.

El yen también era respaldado por la aversión al riesgo tras tocar un máximo de seis semanas frente al dólar y un techo de casi dos años contra la libra esterlina el martes.

El dólar bajaba un 0,3% a 82,17 yenes, alejándose del piso del martes de 81,81 yenes.

Las monedas ligadas a materias primas presentaban sólidas ganancias gracias al alza de los precios de los productos. El cobre en la Bolsa de Metales de Londres, por ejemplo, alcanzó un máximo histórico el miércoles.

El dólar australiano subía un 0,3% a US$1,0128, no muy lejos de su techo de 28 años de 1,0182 anotado en noviembre.