El próximo año la economía guatemalteca continuará con su ritmo de crecimiento, aunque a un ritmo menor que el presente.

Así lo considera el Banco de Guatemala (Banguat), que señala a las inundaciones y a los efectos de la erupción del volcán Pacaya como explicaciones para una moderación de las expectativas.

De las 11 actividades económicas que integran el Producto Interno Bruto (PIB) se prevé crecimiento en este año; solamente retrocederán construcción y explotación de minas.

La economía del país crecerá este año entre 2% y 2,8%, mientras que para el 2011 podría aumentar en un rango entre 2,5% y 3,1%, prosigue la institución.

Las exportaciones aumentarían en 10,9% en 2011, levemente menor al 11,8% que lograrían este año, dijo Édgar Barquín, presidente del Banguat, al periódico Prensa Libre.

“Tan solo este año el país exportará productos por más de $8.000 millones”, declaró el funcionario.

Las importaciones crecerán 11,3% en el 2011, mientras que este año se estima que cerrarán con un incremento del 15,7%.

En cuanto a remesas, se estima un incremento de 4,5% en 2011, y de 3,5% en el 2010, explicado por una mejoría en el empleo en Estados Unidos.

Para Jorge Santos, analista independiente, las perspectivas de crecimiento dependerán también de la recuperación económica estadounidense, el principal socio comercial.

“Estados Unidos no ha empezado a dar verdaderos indicios de una recuperación sostenida, y por ello debe haber cautela”, manifestó Santos.