Lima. La economía peruana se expandió un 1,3% en el tercer trimestre frente al segundo, impulsada por un repunte de la demanda interna que hará que el país crezca este año a una de las mayores tasas del mundo.

En la comparación interanual, el Producto Interno Bruto (PIB) de Perú saltó un 9,5% en el tercer trimestre, debido a que la demanda doméstica creció en ese lapso a su mayor ritmo en más de una década.

"Este resultado es atribuible al dinamismo de la demanda interna, que creció un 16,2%" interanual en ese período, detalló el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) en un comunicado.

Perú, cuyo motor ha sido tradicionalmente el sector minero, registra ahora una ágil demanda interna, con crecimientos superiores a los dos dígitos casi todos los meses.

Entre julio y septiembre, el sector manufacturero creció un 18% interanual, mientras que el de la construcción se expandió un 16,6%, precisó el INEI.

Asimismo, la nación rica en recursos naturales ha sido testigo de una fuerte alza de la inversión extranjera.

"El desempeño positivo de los principales agregados macroeconómicos de la economía peruana en el tercer trimestre es resultado del entorno favorable para la inversión privada, reflejado en el incremento de la formación bruta de capital fijo, que presentó el mayor crecimiento en lo que va del año", afirmó el INEI.

Ese rubro registró un aumento interanual del 31,9% en el tercer trimestre.

Por otro lado, el gobierno revisó a un 2,9 %, desde un 3,2%, la cifra desestacionalizada del crecimiento económico en el segundo trimestre.

La economía de Perú crecería este año un 8,5% según estimaciones oficiales, una de las tasas más altas del planeta.