ElObservador.com.-La economía uruguaya creció 2,8% en el segundo trimestre del año respecto a igual período del año anterior, con una desaceleración respecto al registro de 4,4% del comienzo del año. La expansión del último trimestre fue impulsada por el consumo doméstico y las exportaciones. Si bien la mayoría de los sectores mostraron una expansión, la industria y la construcción siguieron en caída.

Según los datos difundidos por el Banco Central (BCU), si se compara el segundo trimestre del año con el primero y se eliminan los factores estacionales, hubo un retroceso en la actividad de 0,8%. De todas maneras, cuando se comparan los últimos 12 meses con el año móvil anterior, el crecimiento de la economía alcanza 2,9%.

El principal componente de la demanda que explicó la expansión del segundo trimestre del año fue el consumo privado, que tuvo una tasa de 4,4% de incremento respecto a igual período del año pasado. Se trata de una aceleración respecto al 4,1% del comienzo del año.

En tanto, las exportaciones crecieron 9,3%, también con una aceleración en comparación con el primer trimestre. Este desempeño fue compensado por una caída de 19,1% en la inversión, principalmente por una reducción a la mitad (-51,8%) de la formación de capital fijo en el sector público.

Entre los sectores de actividad, el mayor crecimiento se dio en el sector transporte, almacenamiento y comunicaciones (9,4%), pero también el comercio tuvo un muy buen desempeño, con una variación de 7,2% en su producción respecto a igual período del año pasado. En tanto, el agro se expandió 4,9%.

En cambio, la industria tuvo una caída de 6,4% –explicada principalmente por el detenimiento de la refinería de La Teja producto de una parada de mantenimiento– y la construcción cayó 5,5%, luego de un único trimestre de expansión al arranque del año.