Pekín. China probablemente suba sus tasas de interés dos ó tres veces en el 2011, ya que las autoridades buscarán controlar las alzas de precios, dijo este viernes un importante economista del gobierno.

Zhu Baoliang, el economista jefe del Centro de Información del Estado, un centro de estudios del gobierno, dijo que las autoridades chinas no estaban demasiado preocupadas por el impacto del endurecimiento monetario en el crecimiento, ya que la economía avanzaba a paso firme.

"Hay margen para nuevas alzas en las tasas de interés. Creemos que el banco central las elevará dos ó tres veces este año y elevará nuevamente los requerimientos de reservas a los bancos", dijo a Reuters.

El banco central normalmente sube las tasas en 25 puntos base cada vez, lo que implica que dos ó tres oportunidades significarían entre 50 y 75 puntos base.

"El crecimiento económico en el 2011 será un poco más lento que el del año pasado, pero una tasa del 9% es alcanzable. Estamos enfrentando menos incertidumbres en comparación con el año pasado y el 2009", afirmó.

Sin embargo, recalcó que la creciente inflación de los meses recientes ha sido una sorpresa.

La inflación, que en noviembre se aceleró a su mayor nivel en 28 meses del 5,1% anual, probablemente se mantenga elevada en los próximos meses antes de perder fuerza gradualmente hacia fin de año, dijo Zhu.

El Banco Popular de China, que ha elevado las tasas de interés en dos ocasiones y subió seis veces los requerimientos de reservas a los bancos desde comienzos del año pasado, ha prometido hacer de la lucha contra la inflación su prioridad en el 2011.

Las duras medidas del Gobierno para desacelerar el alza en los precios de los alimentos han tenido algunos resultados, pero hay alarmantes señales de que las subidas de precios se están propagando más allá de los alimentos, agregó el economista.

El mercado especula con que la inflación al consumidor de diciembre, que se conocerá más adelante en el mes, se haya desacelerado a entre un 4,3% y 4,5%, debido principalmente al efecto de la elevada base comparativa del año anterior.