Sao Paulo. Los economistas recortaron sus pronósticos de inflación y tasas de interés para Brasil en 2013, pero estimaron que las tasas de interés se mantendrán estables hasta el final de este año, según un sondeo semanal del Banco Central a economistas.

La mediana de las previsiones para la inflación del 2013 bajó a un 5,48% desde el 5,5% calculado la semana anterior. Los analistas también bajaron sus estimaciones para la tasa de interés de referencia del banco a fines del 2013 a un 8%, desde el 8,25% previo.

Los pronósticos para la inflación de este año se elevaron a un 5,36% desde el 5,35% de la semana previa.

Ambos pronósticos inflacionarios están sobre el centro del objetivo del Gobierno de un 4,5%, pero dentro del margen de tolerancia de 2 puntos porcentuales.

La consulta realizada a cerca de 100 economistas no mostró otros cambios en las previsiones para los principales datos económicos de Brasil.

Para este año, se espera un crecimiento de apenas un 1,57% este año en la sexta mayor economía del mundo, el ritmo más lento desde el 2009, pero los economistas ven un repunte a una expansión de un 4% el 2013.

Las tasas de interés se mantendrían en un mínimo histórico de un 7,5% hasta el final del 2012, según la mediana de los pronósticos del sondeo.

La semana pasada, el Banco Central bajó su propia previsión para el crecimiento económico de Brasil este año a un 1,6% desde el 2,5% de la semana previa. El pronóstico del banco para la inflación del año próximo también cayó a un 4,9% por los planes del Gobierno de reducir el costo de la electricidad.

El sondeo indicó que se espera que los precios al consumidor suban un 0,52% en septiembre desde agosto.