México DF. Los economistas privados encuestados en junio por el Banco de México volvieron a reducir sus expectativas para la inflación de este año tras las recientes caídas de los precios al consumidor.

Los economistas consultados estiman que el índice de precios al consumidor cerrará 2010 con un alza de 4,66%, en comparación a 4,94% del sondeo del mes anterior, según los resultados de la encuesta publicados este jueves.

El Banco de México informó la semana pasada que el índice de precios al consumidor registró un descenso de 0,04% en las dos primeras semanas de junio, lo que hizo caer la tasa de inflación anual a 3,72% en junio frente a 3,92% a fines de mayo.

Los precios al consumidor se redujeron 0,63% en mayo y 0,32% en abril, lo que otorga gran espacio al banco central para mantener bajas las tasas de interés mientras intenta fomentar la recuperación económica en México.

Funcionarios mexicanos esperan que la inflación aumente hacia fin de este año, para terminar 2010 en cerca de un 5%, antes de acercarse a la meta del banco central del 3% para fines de 2011.

En el sondeo de junio, los economistas estimaron una expansión del producto interno bruto del 4,4%, al alza frente al 4,3% en mayo.