Quito. Una de las principales metas del gobierno ecuatoriano es dotar de energía eléctrica a toda la población en el 2013.

"El año pasado, 300 mil nuevas familias ecuatorianas tuvieron servicio eléctrico en el programa de electrificación rural y urbano marginal", señaló el mandatario Rafael Correa, cifra que equivale a un millón de personas, según anunció este domingo el sitio web de la presidencia.

"Poco a poco se están reemplazando los viejos cables por nuevos, para impedir el robo de energía", detalló al explicar el proceso actual que mantien el Estado respecto al tema.

El jefe de Estado indicó que en el único caso que no se cumpla este objetivo, sería si hay que destinar recursos ante la aparición de una emergencia.