Nueva York. Los precios de las viviendas unifamiliares de Estados Unidos treparon inesperadamente en abril frente a marzo, impulsados por las ventas previas a que venciera un crédito tributario, pero aún no se vislumbran señales de sostenibilidad en el sector.

El índice compuesto de precios de viviendas de Standard & Poor's/Case Shiller sobre 20 áreas metropolitanas de Estados Unidos subió 0,4% en abril sobre una base ajustada estacionalmente, frente a un registro revisado a la baja de 0,2%  en marzo.

El dato fue mejor al declive de 0,1%  que proyectaban los economistas consultados por Reuters.

"Datos de inventarios y de la actividad de ejecuciones de viviendas no han mostrado señales de mejora", dijo en un comunicado David Blitzer, presidente del comité del índice de S&P.

"Un impulso sostenido y consistente para el crecimiento de la economía por parte del sector vivienda podría tener que esperar hasta el próximo año", agregó.

Sobre una base no ajustada estacionalmente, los precios de las casas subieron 0,8% en abril tras una baja de 0,5%  en marzo. Los economistas consultados por Reuters proyectaban un aumento de 0,2%.