Washington. Las ventas de casas usadas en Estados Unidos cayeron 5,1% en junio, a una tasa anual de 5,37 millones de unidades, dijo este jueves un grupo de bienes raíces.

Los analistas consultados por Reuters esperaban una baja de 8,1%, tras un descenso de 2,2% en mayo.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios dijo además que el inventario de casas a la venta aumentó 2,5% a 3,992 millones de unidades, un nivel que tardaría cerca de 8,9 meses en agotarse al ritmo de ventas actual.

Este es el mayor monto de casas en venta desde agosto del 2009.

"Las ventas de casas usadas, aunque siguen siendo bajas, no fueron tan malas como se esperaba. Aún así, es un número horrible", dijo Mary Ann Hurley, encargada de operaciones de renta fija de D.A. Davidson & Co.

Las ventas acumulan un alza de 9,8% desde junio del 2009.

Lawrence Yun, economista jefe de la asociación de agentes inmobiliarios, dijo que esperaba que el inventario de viviendas en venta aumentara a un máximo de más de 10 meses en los próximos meses, ya que el ritmo de las ventas de casas bajo contrato ha decaído.

Este incremento en las viviendas en el mercado podría llevar los precios a la baja si el inventario se mantiene sin cambios por un largo período.

La mediana del precio de las casas en junio fue de 183.700 dólares, un aumento del 1,0% en comparación con el mismo mes del año anterior.