Madrid. Los empresarios españoles no son optimistas ni sobre la situación actual de la economía ni sobre sus perspectivas a corto plazo y la mayoría de ellos estima que realizará recortes de costes o plantilla antes de que finalice el año, según los datos de una encuesta entre directivos realizada por KPMG.

El 71% de los directivos consultados en el informe "Perspectivas" de la consultora dijeron que han realizado o realizarán ajustes en 2010.

Según los datos de la encuesta, más de un 40% de las compañías han reducido costes en el primer o segundo trimestre de 2010, con reducciones de plantilla en más del 24% de las empresas objeto de la consulta.

Con una tasa de paro en la órbita del 20%, el 87% de los directivos encuestados consideran "mala" o "muy mala" la situación de la economía nacional.

Además, un 38% de los directivos sondeados esperan que la situación en los próximos seis meses sea "peor" o "mucho peor".

En el horizonte de mediados del año de 2011 las perspectivas mejoran, ya que el 37% de los empresarios ve la situación económica mejor aunque todavía un 25% considera que seguirá empeorando.

Con respecto a la evolución de sus negocios, el 38% de los directivos esperan crecimientos en sus ventas netas en 2010 mientras que un 34% considera que la facturación descenderá.

Por sectores, el 90% de los directivos del sector financiero consideran la situación actual de "mala" o "muy mala" mientras que el 100% de los empresarios de infraestructuras y transportes comparte esta opinión.