El comportamiento de la economía hodureña es monitoreada de manera constante por la cooperación financiera internacional. El acuerdo que el FMI aprobó al gobierno de Honduras, el pasado 1 de octubre en Washington, ha abierto las puertas a la administración de Porfirio Lobo Sosa a más fuentes de financiamiento.

Uno de los más interesados en que el país alcance mayores niveles de crecimiento es el Banco Interamericano de Desarrollo. Este organismo es el mayor proveedor de crédito externo, recursos que se destinan al programa de inversión pública y para apoyo presupuestario.

Un 42,59% del financiamiento en negociación con los organismos multilaterales de crédito, o sea US$426,3 millones, procederá del BID.

Miguel Manzi, representante del Banco Interamericano de Desarrollo en Tegucigalpa, conversó con EL HERALDO sobre la situación económica de Honduras y la relación con la comunidad internacional.

¿Cómo analiza el programa económico que el Fondo Monetario aprobó a Honduras? Esto es una ratificación de la confianza a una administración seria, responsable, que está poniendo la casa en orden y está hablando en términos muy transparentes, tenemos estos problemas, tenemos estos asuntos, pero vamos a solucionarlos y estas son las medidas que proponemos.

Vino el Fondo Monetario Internacional y le pareció el plan que Honduras presentó y lo aprobó; esta es la mejor noticia del mundo, ya que el FMI es como el auditor de la economía mundial. Honduras toma plata prestada de varios organismos, plata que es de la gente de otro lado y es el Fondo quien mira cómo se está gastando esa plata.

El presidente del BID, Luis Alberto Moreno, ha venido insistiendo en la necesidad de un mayor control de los presupuestos públicos. ¿El gobierno hondureño debe trabajar para cerrar con un déficit fiscal bajo? Efectivamente, esto es como en la casa, no es nada misterioso, es sofistificado y complicado por la dimensión. El concepto es el mismo, cuánto gano y cuánto gasto. El gobierno no es rico, no tiene plata suya, es plata de los ciudadanos, es plata de los que producen, de los impuestos que cobran, esto es lo que recibo para redistribuir, para prestar servicios públicos, para prestar salud, para construir carreteras. Lo que no tengo, tengo que pedirlo prestado y para que me sigan prestando tengo que producir para pagar y continuar quitando prestado.

¿Cuál es la situación de la cartera de proyectos del BID para Honduras? Hace poco hicimos una revisión integral con todos los ministros de la cartera de proyectos. Estamos trabajando de manera permanente en la revisión de la cartera a efecto de procurar con el gobierno acelerar la ejecución de los programas y proyectos. Una cosa es que la plata esté disponible pero otra es moverla, o sea hay que gastarla, hay que hacer los procesos de licitación y realizar las contrataciones. A veces el problema no es conseguir la plata, sino que gastarla.

¿Qué tipo de respaldo está brindado el Banco Interamericano de Desarrollo a la administración de Porfirio Lobo Sosa? Es el apoyo tradicional que el banco le da al país desde hace 50 años. El BID es un banco público, es un banco de los países miembros y Honduras forma parte de la cooperativa BID, forma parte del directorio y tiene derechos. Honduras tiene un espacio en el BID y nosotros estamos para prestar ese apoyo.

El BID ha duplicado la asistencia para apoyar al gobierno en mejorar la política fiscal. Este es un poco del ABC de este asunto, es una idea muy recurrente y comparado con lo que sucede en la casa, donde se tiene que cuidar cada lempira que entra y cuidar cada lempira que sale, porque si se endeuda se complica la vida. La gestión fiscal es balancear los ingresos y los egresos, si esto no está en orden se complica todo, lo que se hace acumular deudas y al final los acreedores nos dicen que tenemos que parar esos. Creo que toda la comunidad internacional está acompañando el esfuerzo de este gobierno de don Porfirio Lobo Sosa para mejorar la casa, para poner las cuentas en orden, aunque no hay almuerzo gratis pero el gobierno lo está haciendo, va en el rumbo correcto y está recibiendo el apoyo de todos los organismos internacionales.

Este mes de noviembre, el directorio del Banco Interamericano de Desarrollo aprobará una significativa cantidad de recursos para varios proyectos en Honduras. Así es, el gobierno de Honduras recibirá una fuerte cantidad de recursos del BID y muchos de los proyectos pendientes de aprobación quedaron rezagados del año pasado. La cartera es de US$343,3 millones  y muchos de esos fondos serán para apoyar el sector infraestructura, principalmente la modernización de Puerto Cortés, así como el sector fiscal.