De acuerdo a una evaluación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el estado peruano no debe detenerse en sus esfuerzos por luchar contra la pobreza.

Aunque ésta se redujo de 48,7% en 2005 a 34,8% en 2009, Marcos Robles, representante del organismo internacional, indicó que al analizar los niveles de pobreza experimentados entre el 2007 y 2009 se encontró que si bien en algunas zonas del país esta disminuyó, en otras provincias y departamentos la pobreza monetaria (la cual mide el nivel de ingresos de los habitantes) aumentó, consigna La República.

En base a información obtenida por el censo del 2007 y la última Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) del  Inei, la evaluación del BID revela que en el período de tiempo analizado, 27 provincias (de las 195 que hay en el Perú) aumentaron su índice de pobreza monetaria, y 404 distritos de los 1.832 comunas del país.

En el análisis del BID se menciona que las provincias y distritos del Perú que en el 2007 presentaban los mayores índices de pobreza fueron los que más redujeron en promedio sus tasas de vulnerabilidad al 2009.

"En otros países la tendencia es que los más pobres sean los que menos se beneficien del crecimiento económico. Sin embargo, en el Perú sucedió que la pobreza monetaria se redujo más en términos porcentuales en los distritos más pobres, lo que se puede atribuir a una buena focalización de programas sociales como Juntos y una eficiente inversión social”, dijo Robles.