Madrid. Pese a incrementarse la mitad que en el mismo mes de 2009, el paro en España volvió a superar los cuatro millones de personas en septiembre de 2010 tras unos pocos meses de evolución favorable atribuida a la estacionalidad del verano, según los datos divulgados el lunes por el Ministerio de Trabajo.

El desempleo se incrementó en 48.102 personas respecto a agosto, hasta 4,017 millones de parados, con un alza interanual del 8,3% al elevarse en 308.316 personas.

"No es un buen dato que más personas estén desempleadas. Si bien la situación de la economía española comienza a mostrar algunos síntomas de mejora, todavía no se aprecia en la recuperación de empleo ya que precisa de un periodo más prolongado de crecimiento sostenido", dijo la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, según cita la nota de Trabajo.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ya había adelantado recientemente que el desempleo tradicionalmente muestra cifras negativas en septiembre, cuando se deshacen parte de los contratos ligados al periodo estival.

Por sectores económicos el desempleo baja en construcción en 9.738 (-1,3%), en industria en 4.299 (-0,9%) y en agricultura en 3.552 (-2,9%) y se incrementa en servicios en 53.585 (2,3%). Por su parte las personas sin empleo anterior aumentan en 12.106 (3,5%).

Analistas mostraban una visión distinta sobre las cifras de septiembre. Algunos hacian hincapié en el nuevo incremento del desempleo una vez finalizado el efecto estacional del verano, mientras otros destacaban el recorte del paro en la industria.

"En la industria se crea empleo, lo que nos devuelve a niveles de la precrisis", dijo Fran Gonzáléz, economista del servicio de estudios de Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa.

El Gobierno también subrayó este mismo hecho.

"Los datos muestran un marcado carácter estacional, dado que el incremento del paro registrado afecta sólo al sector servicios, mientras se produce un descenso en el resto", añadió Rojo.