Argentina. El plan, que busca alcanzar los US$100.000 millones en 2015, podría beneficiar "a más de 350.000 unidades de producción familiar que tienen entre dos y seis integrantes, es decir cerca de un millón de puestos de trabajo en todo el país en las distintas economías regionales", aseguró hoy la titular del organismo, Carla Campos Bilbao.

En declaraciones a Radio Nacional, la funcionaria señaló que "los productos que presentan mayor expectativa y posibilidades de crecimiento en este nuevo programa y en esta decisión política de encontrar nuevos mercados, se hallan en las economías regionales".

Consideró además que el programa “permite aspirar a profundizar no solo la diversificación de la canasta de productos exportables, sino encontrar nuevos mercados que estén demandando estos productos”.

Por otra parte, subrayó la importancia de "no caer en la trampa de la producción de commodities” al señalar que esas políticas ecomómicas “no son las que al Estado más le interesan para a la generación de empleo y reactivación económica de las pequeñas localidades en el interior del país”.