El yen registraba un modesto aumento con respecto al dólar en Asia este viernes debido a que los comentarios de ministro de Finanzas de Japón sugieren que Tokio está menos dispuesto a lanzar una nueva ronda de intervención para debilitar su moneda.

Antes de la reunión de este fin de semana de los jefes financieros del Grupo de los 20 países más industrializados, el ministro de Finanzas Yoshihiko Noda dijo que "el G20 volverá a confirmar" que los tipos de cambio deben reflejar la fortaleza de las economías.

El comentario fue "claramente un paso atrás" en sus recientes advertencias de corte agresivo acerca de que Japón actuaría cuando fuera necesario, y sugirió que "Japón va a dejar que el mercado determine los tipos del yen", dijo Kenichi Nishii, operador senior de Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ.

Otros analistas dijeron que con la atención centrada en lo que puede suceder en el encuentro del G-20, que comienza este viernes en la ciudad coreana de Gyeongju, los mercados permanecen planos.

En la reunión, se espera que los países participantes discutan discutir cómo se puede evitar una "guerra de divisas" en el que cada país busca debilitar su moneda para ayudar a las exportaciones. Sin embargo, incluso antes de que comience la reunión, ya hay voces que sugieren que la reunión probablemente no dará frutos.

"Por ahora el resultado más probable es un gran comunicado lleno de retórica, pero vacío en cuanto a las medidas necesarias, que dejará sin cambios la situación actual", dijo Beat Siegenthaler, analista de UBS.

Este resultado animaría a los inversores a iniciar una nueva ronda de venta de dólares ya que el foco se desplazaría de nuevo a la posible expansión cuantitativa de la Reserva Federal de estados Unidos que podría llevar a cabo en su reunión de noviembre, dijo Shinichi Hayashi, operador senior de Shinkin Central Bank. "El dólar podría llegar a cotizar en torno a los 80,50 yenes el lunes en el tiempo de negociación en Asia", dijo.

A las 0720 GMT, el dólar estaba en 81,07 yenes, por debajo de los 81,35 yenes de última hora en Nueva York.

El índice ICE del dólar, que compara el billete verde con a una selección ponderada de divisas estaba en 77,410 desde 77,453.

El euro subía frente al yen y al dólar inmediatamente después de la publicación de la carta del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, a sus homólogos en el G-20.

En el documento, dijo que los países del G-20 deben "comprometerse a abstenerse de diseñar las políticas de tipo de cambio para lograr una ventaja competitiva ya sea por debilitamiento de su moneda o la prevención de la apreciación de una moneda devaluada".

Los comentarios sugieren que Geithner quiere ver un debilitamiento del dólar frente a lo que consideran las monedas actualmente infravalorado como el real brasileño y el yuan chino.

"Como reacción, los inversores vendieron el euro, ya que a menudo sigue similares patrones de movimiento que estas divisas emergentes", dijo Hideki Amikura, operador de Nomura Trust and Banking. Añade que el euro podría subir a 114,00 yenes y a US$1.4030. A las 0720 GMT, estaba a 112,83 yenes y a US$1.3923.