Para el ejercicio 2011, los empresarios argentinos esperan que los sindicatos soliciten un aumento salarial mayor a 25% (27,8% según cálculos). En este sentido, de acuerdo con la encuesta realizada por Sociedad de Estudios Laborales, que dirige el economista Ernesto Kritz, la cifra se podría cerrar en 26,5%.

Sin embargo, el mismo estudio arrojaba que en 2010 la solicitud sería de 16% y terminó siendo de 30%. En este sentido los pedidos rondaron el 30% y la mayoría de los convenios se cerraron con subas escalonadas que, punta a punta, sumaron entre el 25% y 30%, y algunos gremios consiguieron el 35%, consigna Clarín.

De todos modos, por un mayor realismo, porque la inflación de 2010 fue superior a la de 2009, o porque hay una mayor actividad y rentabilidad de las empresas, este año los propios empresarios casi duplicaron (del 16 al 28%) la expectativa de suba salarial que les pedirán los sindicatos, señala el mismo medio.

A pesar de todos los análisis, ninguna de las partes tiene en cuenta el 10,9% de inflación del Indec para 2010.

En este sentido, y tomando en cuenta la inflación real de 2009 que bordeó el 20% y que en 2010 rondó entre el 25% y 27%, los analistas prevén que este año los reclamos salariales van a ser más altos porque las expectativas inflacionarias son mayores.