Hong Kong. El euro retrocedió este viernes a mínimos de 4 meses contra el dólar y parecía encaminarse a más descensos si los datos de empleo en Estados Unidos cumplen con pronósticos revisados al alza recientemente, reforzando las expectativas de una recuperación económica sustentable.

El billete estadounidense seguía al alza impulsado por un inesperado reporte de empleo de la firma ADP que mostró hace días un récord en la creación de empleos en el sector privado en diciembre y empujó a los economistas a elevar sus pronósticos sobre el mercado laboral.

"La cifra de empleo en Estados Unidos es un mega factor económico en el 2011 para las autoridades monetarias tanto como para los mercados", dijo Tom Kaan, director de Louis Capital Markets en Hong Kong.

"Yo diría que la reciente fortaleza del dólar se produjo más probablemente debido a una toma de ganancias sobre posiciones cortas porque la gente era pesimista, pero si vemos que el desempleo en Estados Unidos cae aunque sea ligeramente significará que las cosas realmente han comenzado a andar mejor", agregó Kaan.

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos difundirá el deporte de empleo a las 08.30 hora local. (1330 GMT)

Otro evento clave del viernes es el testimonio del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, sobre el panorama económico de Estados Unidos ante la Comisión de Presupuesto del Senado, que los inversores revisarán en busca de actualizaciones del plan de la Fed de seguir comprando bonos hasta junio.

El índice dólar, que mide el desempeño del billete estadounidense contra una canasta de monedas, tocó este viernes un máximo a 80,95, un nivel que no alcanzaba desde comienzos de diciembre.

Una liquidación de bonos soberanos de países de la periferia de la eurozona antes de una ola de emisiones la próxima semana y una propuesta de la UE que obligaría a aquellos que presten a bancos a cargar con grandes pérdidas en caso de que colapsen ayudó al retroceso de la moneda europea.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio, impulsado por un día positivo en el mercado de Shanghái, se recuperó tras pérdidas tempranas y cerró la sesión con un alza del 0,1%. En la semana acumuló una ganancia del 3%.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas caía un 0,5% y perdía un 0,2% en la primera semana de negocios del año.

El índice compuesto referencial de Shanghái cerró con una ganancia del 0,5% pero recortó su subida durante la sesión, empujado por las acciones de bancos chinos.