Tegucigalpa. Mientras la Cámara de Industria y Comercio de Tegucigalpa (CCIT) informa que en el transcurso del presente año se perdieron unos 47.000 empleos en Honduras, la Asociación Nacional de Obreros estima que 1.600.000 personas están listos para comenzar a laborar bajo la nueva Ley de Generación de Empleo Temporal.

Entre el último trimestre de 2008 a diciembre de 2009 se reportó la pérdida de 180.000 puestos de trabajo, y la economía perdió 47.000 puestos más durante 2010.

El director de la CCIT, Mario Bustillo, expresó que entre los sectores más afectados se encuentra la industria de la construcción, turismo, comercio y servicios.

El presidente de la Asociación Nacional de Obreros, Santiago Calona, expresó que favorecen que el Congreso aprobara la Ley Temporal de Empleos, porque presentaron un listado ante la Secretaría del Trabajo con los nombres de 1,6 millón de desempleados.

El dirigente estima que al entrar en vigencia la referida normativa se abrirán fuentes de trabajo en los sectores agroforestales, la maquila, el turismo y la industria de la construcción.