México DF. La economía de México dio más señales de fragilidad este viernes al conocerse una moderación en el ritmo de expansión de sus exportaciones y un aumento de la tasa de desempleo en septiembre, mientras la inflación sigue bajo control.

México exportó mercancías por US$25.302 millones en septiembre, un 6% menos que en el mes previo, de acuerdo con cifras del instituto de estadísticas. Casi un 80% de las exportaciones van a Estados Unidos.

Por su parte, las importaciones -un parámetro de la salud del mercado interno- también disminuyeron en el noveno mes del año un 6,3% a US$25.862 millones.

Ello ayudó a reducir el déficit de la balanza comercial de México a US$560 millones en septiembre, un 36,3% menos que lo registrado en el mismo mes del año pasado.

México se está recuperando lentamente de su peor recesión económica desde la década de 1930 en gran medida por sus exportaciones, pero las autoridades esperan una reducción en el ritmo exportador durante la segunda mitad del 2010.

En un reflejo de la lentitud de la recuperación, el instituto de estadísticas informó que la tasa de desempleo subió a un 5,70% en septiembre desde el 5,44% del mes previo, desafiando la expectativa de los analistas de un descenso a un 5,35%.

El mercado interno -cuyo sector servicios aporta un 60% del total de la economía- sigue débil, en gran parte por los altos niveles de desocupación, lo que ha contribuido a que la inflación esté bajo control.

"Los factores que han contribuido a un buen desempeño en la inflación se asocian principalmente a la existencia de la brecha del producto por una moderada actividad económica", dijo el grupo financiero Ixe.

Precios sin presiones. Medida a tasa interanual, la inflación de México se ubicó en un 3.89 por ciento hasta la primera quincena de octubre, debajo del rango de 4,75%-5,25% que espera la entidad monetaria para los precios en el cuarto trimestre.

Los precios al consumidor subieron un 0,48% en la primera quincena de octubre, según datos difundidos este viernes por el Banco de México (central), encima del 0,38% esperado por analistas.

Sin embargo, la inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos volátiles, fue del 0,18% en los primeros 15 días de octubre, según el reporte del banco, la misma cifra que en el mismo lapso del año pasado.

"La lectura del reciente reporte de precios es positiva y va en línea con nuestra perspectiva de corto plazo, donde no vemos presiones inflacionarias de consideración", dijo el banco Banamex-Citi en un reporte.

La economía de México crecería este año un 4,8%, tras desplomarse un 6,5 % el año pasado por la crisis financiera global desatada en Estados Unidos.

Para el 2011, se espera una expansión del 3,9% según lo aprobado por diputados en la Ley de Ingresos, que aún debe ser ratificada por senadores y que forma parte del presupuesto del próximo año.

Con el crecimiento económico moderado y las expectativas de inflación bajo control, los analistas no proyectan cambios por un largo periodo en la tasa referencial de interés, que ha estado en un 4,50% desde mediados de julio del año pasado en un intento por estimular el consumo.

"Esperamos el primer aumento en la tasa de interés (...) hasta octubre de 2011", dijo Ixe.