El año 2010 ha sido un período de altibajos para el intercambio comercial entre Venezuela y Brasil. Las cifras han subido y bajado sin parar durante cada mes. Sin embargo, el cierre de octubre no fue positivo ni para las exportaciones ni para las importaciones, puesto que ambas cayeron.

Según las cifras que maneja el ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior brasileño, las ventas venezolanas hacia el país sureño registraron una caída de 67,4%, al pasar de US$96,42 millones en septiembre a US$31,41 millones en octubre, luego de mantenerse durante dos meses en alza.

Esta cifra representa también una disminución en las exportaciones de 45,2% con respecto al mismo mes del 2009, cuando se facturaron US$57,35 millones.

Entre las principales mercancías vendidas al gigante del sur, entre enero y octubre de este año, resaltan en orden las naftas para petroquímica, con 53% de las ventas totales; los coques de petróleo calcinado, betuminosa aglomerada, metanol y energía eléctrica.

Este primer grupo representa el 80,3% de las ventas. No obstante, Brasil también le compra a Venezuela láminas de aluminio, radiadores para vehículos y otras autopartes, recipientes de aluminio, un pequeño porcentaje de medicamentos y los moldes para materias minerales.

Menos compras. De acuerdo con las cifras que maneja el citado ministerio brasileño, las importaciones venezolanas desde Brasil bajaron 7,36% en el mes de octubre, al registrar un monto de US$298,37 millones, en relación con el mes anterior cuando alcanzó los US$322 millones.

Con respecto a octubre del año 2009, cuando se registraron US$375 millones, la caída fue de 20,4%.

La lista de compras en los primeros 10 meses de este año la encabezaron los bovinos vivos, la caña de azúcar, la carne de pollo, las carnes deshuesadas y congeladas y el café, que juntas representan el 39,63% del total.

Pero también se invirtió en huevos de gallina para incubación, autopartes, terminales portátiles para la telefonía celular y algunos medicamentos.

Mejores resultados. Aunque las cifras reflejadas en el mes de octubre mostraron una disminución en el intercambio comercial entre los dos países, en lo que va de año los resultados han sido positivos con respecto al 2009.

La relación comercial durante este período creció 13,5% al alcanzar un monto de US$3.859,97 millones en 2010, frente a los US$3.400,50 millones del año pasado.

Este año, las importaciones venezolanas provenientes del país de la samba totalizaron los US$3.146,71 millones, mientras que las exportaciones llegaron a los US$713,26 millones.

Entre las compras más importantes resaltó el rubro de bovinos vivos, que sumaron US$500,9 millones y que casi duplicaron las cifras del año pasado, US$251,5 millones.

Lo mismo sucedió con las importaciones de caña de azúcar, que este año aumentaron 135%, al pasar de US$123 millones en 2009 a $289,4 millones en 2010.

En cuanto a las exportaciones, las naftas para petroquímica sumaron US$378,22 millones este año, contra los US$144,27 millones del año anterior, lo que representa un incremento de 162,15%.

El comportamiento del coque de petróleo fue similar. Aumentó 123,95% este año, al registrar US$94,69 millones, en contraste con los US$42,28 millones de 2009.

Hasta la fecha, la balanza comercial entre los dos países está inclinada a favor de Brasil.