Chicago. El crecimiento económico de Estados Unidos y la inflación del país se acelerarán levemente el próximo año, mientras que la situación del mercado laboral mejorará ligeramente, según un sondeo realizado por el Banco de la Reserva Federal de Chicago.

De acuerdo con el estudio, el Producto Interno Bruto de Estados Unidos crecería un 3% el próximo año, desde un ritmo estimado para este año del 2,4%.

El sondeo consultó a 30 líderes empresariales que participaron en el simposio Panorama Económico organizado por la Fed de Chicago el 3 de diciembre.

Se espera que la inflación, medida según el índice de precios al consumidor, se acelere a un 1,6%, desde el 0,9% estimado para este año. En tanto, el desempleo, que subió a un 9,8% durante noviembre, es visto "aún en un elevado" 9,2% para fines del próximo año.

A pesar de la leve mejoría en el panorama para el 2011, las condiciones parecen seguir dando motivos a la controversial decisión de la Fed de comprar US$600.000 millones en bonos del Tesoro para dar un impulso adicional a la economía.

Tanto la inflación como el empleo son vistos en niveles que aún están lejos del mandato del banco central. Esto a pesar de que los participantes del sondeo fueron más optimistas que el consenso entre los economistas privados, que ven un crecimiento económico del 2,5% para el próximo año, según el más reciente estudio de indicadores económicos Blue Chip.

El presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, ha sido uno de los miembros del banco central que más se inclinó a favor de las nuevas medidas de estímulo. La decisión generó críticas dentro y fuera del país, pues los socios de Estados Unidos se mostraron preocupados de que el plan pudiera afectar a sus exportadores.

Según el sondeo, el dólar se mantendría sin cambios durante el próximo año.