Fernando Castro, de la regional Miranda, dijo que las políticas del gobierno han acentuado la pobreza y advirtió que la alta inflación y la caída del PIB puede provocar una "estanflación" en el país.

El cierre de año y el inicio del próximo se vislumbran negativos, según Fedecámaras. "Venezuela se acerca a un año nuevo con un alto riesgo de deslave socioeconómico", explicó el presidente de Fedecámaras Miranda, Fernando Castro, quien esta vez fue el vocero en una rueda de prensa para evaluar la economía a pocos días de que acabe el 2010.

Castro sustenta su afirmación en varios argumentos: altos índices de inflación, caída del Producto Interno Bruto, desabastecimiento recurrente y la paralización de la industria de la construcción, capaz de generar 450.000 empleos al año.

Explicó que la mezcla de alta inflación y caída de la producción puede provocar una estanflación. "No es posible que el ministro de Finanzas, Jorge Giordani, diga que vamos a estar bien, porque tendremos una inflación de 25%, cuando este es el principal factor de la pobreza", dijo Castro.

Exhortó al Ejecutivo a que diga cuándo y cómo se podrán sentarse Gobierno y sector privado para cumplir el mandato constitucional, que indica que el crecimiento de Venezuela tendrá el componente público y la iniciativa privada. "Nosotros hacemos lo que podamos frente a un gobierno que no escucha", comentó.

Afirmó que los empresarios tienen propuestas concretas para construir entre 150.000 y 180.00 viviendas al año.

El gremio de empresarios rechazó el llamado "paquetazo" de más de 20 leyes que ha aprobado el Ejecutivo en las últimas semanas. "Ninguna de esas leyes está orientada a ayudar a quienes perdieron un ser querido, al sostén del hogar", dijo Castro.

Afirmó que esas normas aprobadas corresponden a todos los aspectos que la población rechazó en el referendo por la reforma constitucional de 2007.

Con respecto a la política de expropiaciones, en la cual se marcó un récord este año, Castro dijo que "no podemos seguir llamando así a los procesos que realiza el Ejecutivo, pues no se cumple con los procesos constitucionales para la expropiación". Dijo que la propiedad privada puede ser afectada por el interés de un colectivo, siempre que haya avalúo y sentencia firme de un tribunal.

El presidente de Fedecámaras Vargas, Eduardo Quintana, explicó que las importaciones han caído 50% en el año en el terminal marítimo de La Guaira, situación que se asemeja a la que viven otros puertos.

Afirmó que 40% de las importaciones de este año fueron realizadas por el Gobierno nacional, por su fácil acceso a las divisas preferenciales, a diferencia de las empresas privadas. Comentó que la restricción del control cambiario de este año afectó la operatividad de ese puerto.