Un crecimiento con tasas anuales de 8,4% hasta el 2021, acompañado con un ingreso per cápita anual, para ese entonces, de US$21.500, una tasa de alfabetización de 92% y una esperanza de vida de 76 años, son algunos de los indicadores que necesitaría Perú para lograr el status de una nación desarrollada.

Las cifras fueron entregadas por el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), de acuerdo a elcomercio.pe

La tasa de crecimiento de 8,4% tomó como referencia la expansión que tuvo la economía peruana entre 2006 y 2008, con una cifra símilar. El estudio señala que la meta anual debiera implicar un  objetivo programático para las futuras administraciones peruanas y que de no alcanzarse, el país recién en 27 años podría alcanzar un status de nación desarrollada. Es decir, más del doble de tiempo, en caso de registrar tasas de dinamismo menores a 8,4% 

Otros indicadores. Salir del subdesarrollo no es solo producto de buenos indicadores de crecimiento económico: también considera desarrollo industrial, inversión de capitales a largo plazo, desarrollo tecnológico y estado de bienestar en la población.

De mantener el 8,4% de crecimiento, al 2021 la pobreza en el Perú se reduciría de 37,8 a 4%, el analfabetismo desaparecería, la cobertura de agua y electricidad llegaría a 100% y la desnutrición crónica, a 10%, según la CCL.

El estudio precisa que con las actuales -y alentadoras- cifras macroeconómicas, la meta de desarrollo se complica si los gobiernos fortalecen la institucionalidad y el imperio de la ley, para luchar contra la corrupción y la impunidad.