El 95% de las grandes empresas españolas pretenden aumentar su facturación en América Latina en los próximos tres años, especialmente en Brasil, México, Colombia, Chile y Perú, muy por encima de sus previsiones para otras regiones como Norteamérica (55%) o Europa del este (50%).

Según el sexto Informe Panorama de la Inversión Española en América Latina de la IE Business School, presentado este miércoles, el 81% de las 38 compañías cotizadas que han sido encuestadas creen que en 2016 tendrán una facturación mayor en América Latina que en España.

Del informe se desprende también el aumento o mantenimiento de las inversiones españolas en toda la región, pero destacan como destinos preferidos Brasil, México, Colombia y Chile, además de Perú, que se ha convertido en una de las revelaciones en los últimos años.

Sólo para 2013 se prevé una tendencia al alza en la inversión en Colombia y Perú, al mismo tiempo que se espera un ligero estancamiento en Chile, Uruguay y Panamá.

Por ciudades, Bogotá es la segunda que más crece como destino favorito para establecer la delegación central de las empresas en América Latina, por detrás de la consolidada Sao Paulo.

La principal fortaleza que detectan las grandes compañías españolas en América Latina es su pujante mercado interno, así como ventajas específicas como la competitividad de la economía mexicana o la capacitación de los profesionales colombianos o chilenos.

Respecto a los riesgos de la región, citan la inseguridad ciudadana en Colombia y México o la inseguridad jurídica en Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela, al mismo tiempo que destacan Perú, Uruguay, Chile y Panamá como los destinos más seguros en todos los sentidos.

El director del informe y profesor de economía de la IE Business School, Juan Carlos Martínez Lázaro, dijo que 2013 será el año en el que las empresas "acelerarán sus inversiones" en la región, por la caída del mercado interno y tras un 2012 en el que se mantuvieron las inversiones "por las turbulencias financieras".

Martínez Lázaro también destacó que en esta "segunda oleada" de inversión en América Latina se irá consolidando la presencia de pequeñas y medianas empresas, "ya lanzadas" a la internacionalización.