Las remesas que envían los mexicanos a sus familiares desde el exterior tienen una tendencia a la baja, situación que puede agravarse e impactar en la economía nacional, según una investigación elaborada por académicos de México, Estados Unidos y Canadá.

De acuerdo con el Proyecto de Investigación Trinacional difundido este sábado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el endurecimiento de las medidas por parte de Estados Unidos en su frontera contribuye a la reducción de las remesas.

La investigadora de Matemáticas Aplicadas y Computación, MariCarmen González, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán de la UNAM, indicó que en años anteriores la disminución de remesas era imperceptible.

"Con los años se mostró en estancamiento y con la aplicación de modelos matemáticos se aprecia mejor la tendencia hacia la baja", apuntó.

"Las remesas son el segundo ingreso de divisas, después del petróleo, por lo que sus recursos son vitales para la economía del país", destacó la académica, integrante del Programa Interinstitucional de Estudios sobre la Región de América del Norte (Pieran).

Con base en información del Banco de México, el promedio de las remesas enviadas en los primeros meses de 2012 fue de 336 dólares; en noviembre de ese mismo año fue de 299, en diciembre de 290 y en enero de 2013 cayó a 287,69 dólares.

La gente que abandona México y reside en Estados Unidos comienza a llevarse a sus familias; intentan reintegrarlos a los sitios donde viven. De esa forma, ya no tienen porqué enviar dinero, explicó González.

Agregó que los que aún envían remesas a México cubren funciones sociales que en el papel corresponde al gobierno.

"Lo más complejo es que muchas familias que reciben este apoyo lo utilizan en la educación de los hijos o para resolver problemas de tipo social, como arreglar las calles donde viven. Si las remesas se acaban o disminuyen de modo sensible, será preocupante", comentó.

En el Pieran participan, Además de González, el académico Gregorio Hernández de la FES Aragón de la UNAM, colegas de la Universidad Autónoma Metropolitana e inverstigadores de Estados Unidos y Canadá.