Sao Paulo. Las acciones brasileñas abrieron a la baja el miércoles luego que el sector de constructores de viviendas perdiera terreno tras la publicación de decepcionantes datos de en Estados Unidos, mientras que las petroleras retrocedían por la caída de los precios del crudo.

El índice Ibovespa de acciones líderes brasileñas abrió en 64.707 puntos, un descenso del 0,69% en relación al cierre del martes en 65.156. La caída fue la cuarta consecutiva del índice, que previamente el miércoles descendió a su nivel más bajo desde el 22 de julio.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos estimó que las ventas de viviendas nuevas disminuyeron en julio a una tasa anual ajustada por factores estacionales de 276.000. El nivel fue el más bajo desde 1963.

Las ventas de viviendas usadas, en tanto, se desplomaron un 27,7% en julio, informó el martes la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de Estados Unidos.