Las acciones de China rebotaron por segundo día consecutivo el viernes, revirtiendo una caída a comienzos de la semana luego de que los mercados recuperaron parte de la compostura gracias a una serie de medidas de apoyo del Gobierno para frenar el desplome.

El índice CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen subió un 5,4%, a 4.106,56 puntos, mientras que el índice compuesto de Shanghái ganó un 4,6%, a 3,877.80 puntos.

En la semana, el CSI300 subió 5,7% y el índice compuesto de Shanghái sumó un 4,5%, su primera ganancia semanal desde mediados de junio.

"Los inversores chinos se mueven en manadas. Después de que las ventas de pánico condujeron el mercado a la baja hasta el extremo, los precios están empezando a moverse en la dirección opuesta", dijo Samuel Chien, un socio de la administradora de fondos de cobertura con sede en Shanghái BoomTrend Investment Management Co.