Singapur. Las acciones de Asia cayeron este jueves, debido a que una serie de datos débiles de la economía de Estados Unidos ha desincentivado el gusto por el riesgo antes del reporte de nóminas de pago del viernes, aunque los valores probablemente limiten una gran caída en el precio de las acciones mundiales en el corto plazo.

Las lecturas a las economías mundiales, desde China a Estados Unidos, ha brindado en su mayoría un panorama desalentador, lo que plantea dudas sobre cómo resistirán los activos de alto riesgo como acciones y bonos de alto rendimiento una vez que termine este mes el programa de compra de 600.000 millones de dólares de la Reserva Federal.

Aún cuando grandes bancos como Citi y Goldman recortaron sus previsiones de crecimiento de las nóminas, la venta generalizada en el mercado ha sido moderada en comparación a ocasiones previas de la llamada "aversión al riesgo" en los mercados mundiales.

Aún más, los valores de las acciones mundiales en base a sus proyecciones de ganancias de 12 meses están operando por debajo de su promedio en el largo plazo y por debajo de donde estaban la última que hubo un período prolongado de aversión al riesgo que llevó a una fuerte caída en el precio de las acciones hace más de un año.

Esos factores podrían limitar una mayor venta de activos basada en los temores de un débil crecimiento económico de Estados Unidos.

El índice Nikkei de acciones de Japón cayó un 1,7%, una baja menor en comparación al 2,3% que perdió el S&P 500 durante la noche.

La incertidumbre política respecto a Tokio también pesó sobre las acciones, después de que el primer ministro Naoto Kan, quien sobrevivió a una moción de censura en el Parlamento, dijo que renunciaría después de poner bajo control la crisis nuclear.

La marcha del euro por sobre los US$1,44 de este miércoles se detuvo después de que Moody's rebajó su índice de deuda soberana para Grecia en tres niveles, mientras Atenas lucha por evitar un incumplimiento de pago.

La moneda del bloque de 27 países se valuaba en US$1,4360 este jueves, con un alza del 0,3%, debido principalmente a la debilidad del dólar.

"Al ver los datos recientes no creo que nadie esté esperando realmente que los datos de empleo del viernes en Estados Unidos sean firmes. Los inversores ya han intentado poner un precio a las posibles cifras bajas del viernes, vendiendo dólares", dijo Sumino Kamei, un analista de divisas del Banco de Tokio-Mitsubishi UFJ en Tokio.

El petróleo Brent caía 44 centavos hasta US$114,09 por barril, mientras que los futuros del crudo de Estados Unidos bajaban 58 centavos hasta 99,71 dólares a las 0703 GMT, debido a que los problemas de deuda de Grecia siguen brindando un escenario pesimista.

Los futuros del cobre en la Bolsa de Metales de Londres operaban a US$9.065 la tonelada a las 0700 GMT, luego de cerrar el miércoles con una caída de más de un 1% en US$9.102 la tonelada.

El oro al contado se mantenía estable en US$1.540,50 la onza a las 0605 GMT. Alcanzó los 1.550,14 este miércoles, su nivel más alto desde el 3 de mayo.