Sala de Inversión. Pese a la coyuntura económica que golpeó duramente a varias compañías en 2009, y las dificultades que hoy afectan a Europa y EE.UU. hay acciones que no pasan de moda, y que no reducen su valor.

Con una tasa compuesta de crecimiento anual de 9,80%, los papeles de Coca Cola (KO) se mantienen como una gran inversión. 

Y es que las acciones de Coca Cola no sólo se han mantenido casi al margen de las crisis, sino que desde 2002 han duplicado el efectivo conseguido en los últimos 50 años. 

Para Martín Perera, Client Trading Services de Saxo Capital Markets, resulta difícil encontrar empresas de esta envergadura que hayan tenido tan buen comportamiento en el precio de sus acciones y, a la vez, un retorno de esta clase a través de dividendos.

El valor de la marca Coca Cola como el buen desempeño que tuvieron sus papeles han sido motivos suficientes para que muchos inversores buscaran refugiar su capital allí desde el inicio de la crisis.

Una muestra de ello ha sido el aumento en la tenencia de sus acciones por parte de Berkshire Hathaway (BRKA), la empresa que comanda por el multimillonario Warren Buffett, quien cuenta actualmente con el 8,92% de la compañía.

Sin embargo, su rendimiento anual partir de julio de 2012 ha perdido terreno tanto frente a los índices S&P 500 y Dow Jones como en comparación con su principal rival Pepsico (PEP).

2223

En un contexto en que los Estados Unidos evitaron caer en el “precipicio fiscal” y que el S&P 500 se encuentra en niveles máximos de los últimos años, muchos inversores se preguntan por qué Coca Cola no está acompañando la subida de los últimos meses.

Por el momento, no existe una noticia o evento que marque que este comportamiento tenga fundamentos ya que la empresa es sólida, ha aumentado el efectivo disponible y, probablemente, incrementare su dividendo en las próximas semanas.

Es probable que los inversores están menos proclives a pagar un premio por Coca Cola ya que el ratio precio/ganancias (P/E) es de 19,18 veces mientras que el de Pepsico es 16,75. En un contexto donde el mercado ha subido, la economía estadounidense se encuentra en expansión, los operadores se muestran más predispuestos a volcarse a otros sectores.

De hecho, el S&P 500 ha superado al Dow Jones, lo que puede estar marcando que los inversores se están moviendo hacia empresas de menor tamaño ante un mayor optimismo en los mercados.

Coca Cola continúa siendo una acción para mantener, ya que se recuperó fácilmente de la crisis económica, ha incrementado en forma sostenida sus dividendos y tiene una posición financiera sólida.

Si bien los analistas se muestran muy optimistas para 2013, aún quedan asuntos pendientes a resolver: la crisis de la deuda en España, Portugal, Grecia e Italia y la caída en las tasas de crecimiento de algunos mercados emergentes.


Estos son obstáculos que, tarde o temprano, deberán resolverse y que son una amenaza para las Bolsas. En ese contexto, las acciones de Coca Cola continúan siendo una alternativa en el sector de renta variable, con un nivel de resistencia ubicado en los 38 dólares, que debería quebrar para seguir subiendo.

En tanto, la encuesta realizada por Thomson/First Call entre trece analistas fija un precio objetivo promedio de 43 dólares frente a los 37,03 actuales, lo que implica un potencial de valorización del 16,12%.

2224