Nueva York. Las acciones estadounidense se recuperaron este viernes y cerraron con su mayor alza diaria en casi cuatro semanas, al sobreponerse a una advertencia de menores ventas del fabricante de chips Intel y a negativos comentarios del presidente de la Fed, Ben Bernanke.

Los comentarios del presidente de la Reserva Federal, quien dijo que el banco central está listo para hacer lo que sea necesario para apuntalar la recuperación económica del país, ayudaron en el impulso.

A esto se sumó una revisión al crecimiento del producto interno bruto del segundo trimestre, que no fue tan mala como Wall Street esperaba.

El Promedio Industrial Dow Jones concluyó con un alza de 165 puntos, o el 1,7%, a 10151. Dentro de sus componentes, Alcoa ganó el 3%, American Exprees subió el 2,97%, mientras que Bank of America avanzó el 3% y Caterpillar subió el 3%.

El Índice Compuesto Nasdaq ascendió 35 puntos, o el 1,7%, a 2154 y el Standard & Poor's 500 ganó 17,37, o el 1,6%, a 1065.

En un discurso al inicio de una reunión de dos días de funcionarios de bancos centrales y académicos en Wyoming, Ben Bernanke dijo que espera que la economía estadounidense siga creciendo en el 2011 y en los años posteriores, lo que sugiere que nuevas medidas de la Fed podrían no ser necesarias.

No obstante, el funcionario destacó que el banco central estadounidense está listo para actuar si es necesario con el fin de impulsar la economía y evitar una deflación, fenómeno que para Bernanke no representa un riesgo significativo en este momento.

Los comentarios de Bernanke ofrecieron pocas sorpresas, pero con todo y ello aseguraron nuevamente a Wall Street que el banco central actuará si "acontecimientos inesperados" hacen que la recuperación económica falle. Las palabras de Bernanke de alguna forma contribuyeron a calmar a los inversionistas durante una semana en que se publicaron una gran cantidad de decepcionantes noticias económicas, incluyendo el informe del viernes sobre la pobre lectura del crecimiento del producto interno bruto del segundo trimestre y la advertencia de Intel sobre los ingresos para el tercer trimestre.

"Existe la percepción de que las cosas son mejores tal vez de lo que el mercado había descontado", dijo Todd Colvin, vicepresidente de MF Global. "Eso no quiere decir que estamos saliendo de todo esto más rápido; no quiere decir que veremos un crecimiento más rápido que lo esperado; sólo quiere decir que la Fed tiene un poco más de tiempo antes de anunciar el QE2 (2da parte del relajamiento cuantitativo).

Poco antes de los comentarios de Bernanke, Intel redujo la meta de sus ingresos y margen bruto para el tercer trimestre debido a una demanda más débil de la esperada en el consumo de computadoras personales en los mercados desarrollados. Sin embargo, las acciones del componente del Dow ganaron el 1,1% a US$18,38 después de haber sido interrumpida su negociación en US$18,17 antes de la publicación de la información a las 1358 GMT.

La economía estadounidense creció en el segundo trimestre del 2010 menos de lo estimado previamente por el gobierno, mientras que las ganancias corporativas casi se extinguieron, lo que confirma que la recuperación económica está perdiendo impulso.

El producto interno bruto se expandió a una tasa anual del 1,6% entre abril y junio, informó el viernes el Departamento de Comercio en su segunda estimación para el PIB de ese trimestre. Originalmente, el gobierno había estimado que la economía había crecido un 2,4% en el trimestre. En el primer trimestre, la economía se expandió un 3,7%.

El PIB mide todos los bienes y servicios producidos en la economía.

Los economistas esperaban una expansión del 1,3% en el segundo trimestre, según una encuesta de Dow Jones Newswires.

Las acciones de 3PAR treparon el 24,7% a US$32,46 en la bolsa de Nueva York luego que Hewlett-Packard Co. anunciara que aumentó su oferta en un 11% por sobre la realizada apenas una horas antes por Dell Inc.

Las acciones de H-P cerraron con una baja del 0,6% mientras que las de Dell subieron el 1,14%.