Nueva York. Las acciones estadounidenses cerraron en alza este lunes apoyadas en la actividad de fusiones y adquisiciones, que empujó a los índices Dow Jones y S&P 500 a nuevos máximos de dos años y medio.

Las compras se aceleraron después de que el S&P traspasó la marca de los 1.313 puntos, llevando al índice a niveles anteriores a los de la crisis financiera, pero el volumen de negocios fue menor al promedio diario.

La compañía industrial diversificada Danaher Corp acordó comprar a la compañía de diagnóstico médico Beckman Coulter Inc en unos US$6.800 millones, mientras que la perforadora de petróleo EnsCo Plc dijo que compraría a Pride International Inc en alrededor de US$7.300 millones.

"La envergadura de estos acuerdos es una señal de que los compradores se siente cómodos en poner ese dinero a trabajar, y de que las compañías que se están comprando están minusvaloradas", dijo James Dunigan, gerente de inversiones en PNC Wealth Management, que supervisa US$105.000 millones.

"El nivel del mercado amplio es razonable, pero existen situaciones individuales que merecen una prima más alta que la que el mercado esta obteniendo en general", añadió.

Las acciones de Danaher Corp subieron un 2,2% a US$49,03, en tanto que las de Beckman Coulter ganaron un 10% a US$82,65.

Los títulos de EnsCo cayeron un 4,2% a US$52,13, mientras que los de Pride International subieron un 15,7% a US$39,80.

Tras romper el nivel de 1.313 puntos, las acciones se enfrentan a poca resistencia técnica hasta el nivel de 1.400 unidades del S&P.

El promedio industrial Dow Jones subió 69,40 puntos, o un 0,57%, a 12.161,55 unidades. El índice Standard & Poor's 500 ganó 8,18 puntos, o un 0,62% , a 1.319,05 unidades. El índice Nasdaq Composite subió 14,69 puntos, o un 0,53%, a 2.783,99 unidades.

El índice S&P subió un 3,9% en el 2011, lo que se suma a las ganancias que consiguió principalmente en el semestre final del 2010. El tamaño y la celeridad del avance han llevado a muchos analistas a anticipar una corrección, pero no la ha habido.

UBS subió su objetivo para el índice S&P 500 en el 2011 un 7,5% a 1.425 puntos desde 1.325 puntos, citando mejores perspectiva de la economía y de las ganancias empresariales.

Loews Corp reportó un repunte mayor al esperado de su utilidad trimestral, lo que hizo que las acciones del conglomerado subieran un 4,5% a US$43,27.

Cerca de un 72% de las compañías del S&P 500 han reportado hasta el momento resultados mejores a los esperados, según datos de Thomson Reuters.