Nueva York. Las acciones de Estados Unidos cerraron el martes con un brusco descenso, y el S&P 500 sufrió su peor caída porcentual diaria desde agosto, tras ventas disparadas por la violenta crisis en Libia que habría disparado el inicio de un retroceso anunciado.

Una creciente volatilidad y el fuerte volumen de negocios añadieron peso a la posibilidad de un retroceso mayor.

En base a los últimos datos disponibles, el índice Dow Jones industrial perdió 178,46 puntos, o un 1,44%, para cerrar extraoficialmente en 12.212,79.

El índice Standard & Poor's 500 cayó 27,57 puntos, o un 2,05%, para cerrar en 1.315,44, mientras que el Nasdaq Composite perdió 77,53 puntos, o 2,74 por ciento, y terminó 2.756,42.