Nueva York. Las acciones en Estados Unidos bajaban este martes por la mañana, el primer día de negociaciones de esta semana, a medida que Wall Street volvía a volcar su atención, y preocupación, sobre el sistema bancario europeo.

Las bajas revertían parte de los avances de la semana pasada. El viernes, el Promedio Industrial Dow Jones cerró con un alza de 128 puntos. Los mercados se mantuvieron cerrados el lunes debido al feriado por el Día del Trabajo.

El Dow cedía 50 puntos, o el 0,4%, a 10397, el Índice Compuesto Nasdaq descendía 7 puntos a 2226 y el Standard & Poor's 500 perdía 6,8 a 1097.

Las bajas en el Dow eran encabezadas por JP Morgan Chase, que descendía el 1,5%, American Express, que retrocedía el 1,3% y Bank of America, que caía el 1,2%.

Los retrocesos de los índices bursátiles se producen después que The Wall Street Journal informara que las pruebas de resistencia de los bancos europeos -alabadas en su momento por mejorar la transparencia- subestimaron las carteras de deuda soberana de alto riesgo de algunas entidades.

Como parte de las pruebas de resistencia, 91 de los mayores bancos de Europa fueron obligados a revelar públicamente la cantidad de deuda soberana de países europeos en sus balances. Según los reguladores, las cifras mostraban las participaciones totales de los bancos en esta clase de deuda al 31 de marzo.

Según el diario, un examen más detallado indica que muchos bancos no proporcionaron una visión tan completa de sus inversiones como pretendían los reguladores europeos. Algunas entidades excluyeron ciertos bonos soberanos y muchos redujeron las cantidades de las posiciones que mantenían en "corto", algo que no fue revelado por reguladores ni bancos cuando se publicaron los resultados a finales de julio.

El artículo contribuyó a los descensos de las acciones en Europa, a la vez que ayudó a impulsar los precios de los bonos gubernamentales de ese continente y de los títulos del Tesoro de Estados Unidos.

Entre las pocas alzas de la sesión, Wal-Mart subía el 0,7%.

Las acciones de Oracle subían el 6,4% tras el sorpresivo nombramiento de Mark Hurd, ex presidente ejecutivo de Hewlett-Packard, como copresidente y miembro del directorio de la fabricante de software. HPQ caía el 0,7%.

Los ADS de Barclays descendían un 5,2%, después que el banco británico informara que Robert Diamond, el titular de la división de banca de inversión de la entidad, será el nuevo presidente ejecutivo del grupo a partir del próximo año. Diamond reemplazará a John Varley, quien ha estado dirigiendo el banco desde 2004.

Las acciones de Google bajaban el 0,7%. El Departamento de Justicia está tratando de determinar si Google ganaría demasiada influencia en el segmento de viajes en línea al adquirir ITA Software, dijeron fuentes cercanas a la situación a The Wall Street Journal.

En el mercado de divisas, el euro se debilita frente al dólar en Nueva York, a medida que crece la aversión al riesgo. La reticencia de los inversionistas a tomar posiciones en activos de mayor riesgo también era atribuida a un débil informe sobre el sector fabril en Alemania. Los pedidos de fábrica en ese país cayeron el 2,2% en julio, frente al mes anterior. Los economistas esperaban un aumento del 0,4%.