Londres. Las acciones europeas ampliaban su caída este martes en una accidentada sesión y revertían ganancias previas, con los bancos expuestos a la periferia de la zona euro entre los de peor desempeño mientras aumenta la discordia política que rodea la crisis de deuda regional.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 de acciones líderes perdía un 1,7% a 894,62 puntos, cerca de un mínimo de dos años y tras caer un 6,5% en las dos últimas sesuones por los temores a una recesión, provocados el viernes por los sombríos datos de empleos en Estados Unidos.

Había dudas acerca de la voluntad de Italia y Grecia para llevar adelante medidas de austeridad por el aumento de la resistencia en esos países contra su implementación, mientras que Alemania, encargada de los pagos, adopta una posición más dura hacia entregar ayuda adicional.

Aumento de temores. Los temores acerca de la deuda de la periferia de la zona euro aumentaron tras reportes de que el ministro de Finanzas alemán Wolfgang Schaeuble había dicho que Grecia podría no recibir otro tramo de ayuda si el demorado reporte de la "troika" (FMI, Banco Central Europeo y la Comisión Europea) no fuera positivo.

Las acciones de los bancos franceses e italianos, que tienen una alta exposición a los mercados de la periferia de la zona euro, eran los que sufrían las mayores pérdidas.

Los títulos de Credit Agricole, BNP Paribas y Societe Generale perdían más de un 4%, mientras que los papeles de las financieras italianas Unicredit e Intesa San Paolo eran suspendidas por exceso de volatilidad tras bajas mayores al 5 por ciento.

El referente bursátil italiano caía bajo los 14.000 puntos a un nuevo mínimo desde 2009.

Las operaciones eran volátiles, con el FTSEurofirst 300 marcando un avance en un momento hasta 922,08 y bajas hasta los 894,47 puntos.