Londres. Las acciones europeas cerraron en baja este jueves porque los inversores siguen preocupados por datos laborales de Estados Unidos, pese a una caída en los subsidios por desempleo la última semana, y por un mal dato de ventas minoristas en Gran Bretaña.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas cerró con una caída del 0,8% a 1.075,9 puntos, el nivel más bajo de una semana.

Las alzas de las últimas tres semanas ayudaron al índice FTSEurofirst 300 a subir un 4,8% en septiembre, pero analistas dijeron que la preocupación por la desaceleración económica puede provocar que el índice tenga problemas de aquí en adelante.

El número de solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos bajó la semana pasada a un mínimo de dos meses de 450.000, mientras que las ventas de las minoristas británicas cayeron en agosto inesperadamente y por primera vez en siete meses, en una señal de que la economía está en una etapa de crecimiento lento.

Las minoristas británicas estuvieron entre los valores de peor desempeño. Los títulos de Next, Marks & Spencer y Home Retail perdieron entre un 0,3% y un 0,9%.

"Los tiempos son difíciles por la combinación de alto desempleo, la negativa de los bancos a conceder préstamos por el momento y el comienzo de las medidas de austeridad gubernamentales. Todos esos factores no se van a resolver en un día", dijo Franz Weis, gestor de fondos de Comgest en París.

Más de 350 analistas encuestados por Reuters bajaron los pronósticos para la mayoría de los mercados bursátiles del mundo, frente a las previsiones de junio, por una recuperación económica mundial probablemente más lenta y los efectos de medidas de austeridad presupuestaria en Europa.

En Europa, el índice británico FTSE 100, el índice alemán DAX y el índice francés CAC-40 perdieron entre un 0,2% y un 0,5%.

Los grandes bancos estuvieron entre los que más cayeron. Las acciones de Societe Generale, Deutsche Bank y Lloyds Banking Group perdieron entre un 1,3% y un 3%, porque los inversores frenaron su exposición al riesgo.

Las acciones del grupo de construcción Hochtief ganaron un 5,6%, después de que la constructora española ACS dijo que planeaba una oferta por la compañía alemana. Los papeles de ACS subieron un 3%.