Londres. Las acciones europeas cerraron el lunes tras un reporte bajista sobre las perspectivas de crecimiento asiático, que enfrió el ánimo de los inversores en torno a los resultados corporativos y mantuvo a los mercados dentro del ajustado rango de negocios de los últimos tiempos.

El índice FTSEurofirst 300 cerró provisionalmente con un descenso del 0,92%, a 1.101,47 puntos, borrando gran parte de la subida del viernes tras datos de empleo en Estados Unidos mejores a lo esperado. El mercado se ha estado moviendo en un rango de 25 puntos desde el 26 de septiembre.

El índice Euro STOXX 50 de la zona euro perdió un 1,3% y cerró a 2.498,16 puntos.

La preocupación por el escenario económico se intensificó luego de que el Banco Mundial redujo sus pronósticos de crecimiento para las regiones de Asia oriental y del Pacífico, y dijo que hay riesgos de que la desaceleración en China pueda empeorar y durar más tiempo que el previsto.